domingo, 28 de abril de 2013

Prendas básicas del S. XIII: el calzado


Una de las claves para que nuestra indumentaria sea o resulte más auténtica es no estropearla llevando un calzado tipo deportivas o sandalias para ir al río.
Como veréis a continuación es muy fácil que tengamos algo parecido a lo que se usaba en esta época puesto que en diseño siempre se recurre a épocas anteriores para inspirarse, y la edad media es una época muy socorrida en este aspecto.
“Así como entre moros es frecuente ir descalzo, entre cristianos es relativamente raro. Según las imágenes cuando un cristiano va descalzo es un niño, un loco, un tahúr o mendigo.” Carmen Bernis
Vamos a ver los diferentes tipos de calzado, modo de fabricación y quienes los llevaban.
ABARCAS: Es el calzado rústico por excelencia, especialmente de los pastores, ya que lo elaboraban ellos mismos con un pedazo de cuero cortado para ese fin y pasando una cuerda para atarlo.




Estos son una reproducción pero vendrían a ser así según las imágenes y algún original encontrado como el de la imagen de abajo.



SUELAS: Así se denominaba entonces a lo que llamaríamos ahora sandalias. No se las llama así porque entonces, sandalia, era otro tipo de calzado que veremos después. Las entonces llamadas suelas eran un calzado de uso humilde y adoptado por las órdenes mendicantes, de hecho han llegado casi idénticas a la actualidad.






ZAPATOS: Los hacían los zapateros de pieles muy diversas, aunque parezca una obviedad por eso se llaman así. Eran de forma redondeada y sujetos doblando la piel sobre un costado. Llevaban suela, pero según el cosido medieval, la pala oculta la suela.


 













ZAPATAS: Se identifica principalmente como calzado femenino. Se asemejarían a un botín, pero eran blandas. Algunas de cuello hasta la rodilla, según los escritos, bordadas y atadas con cintas.





 



ESTIVALES: Es el calzado más caro de la época. Eran una especie de botas altas flexibles y ajustadas, tan ajustadas que en las ilustraciones se confunden con calzas ya que según los escritos, cuanto mejor hechos más se confundían con las mismas.






SANDALIAS Y ZUECOS: Llevaban suela de madera o corcho y se sujetaban con tiras de cuero o bien cosidos a la pala de piel.
image

Estos zuecos serían de finales de la edad media pero nos sirven para hacernos una idea de los zuecos, en el s. XIII no llevaban esa punta, eran más bien redondeados.

CALZADO DE MOROS: Las tenerías cordobesas eran famosas en todo occidente y dan nombre a una clase de piel, el “cordobán” y en Francia e Inglaterra a todo un oficio, los “cordoniers” o “the cordwainer”. Esté cordobán es el material más apreciado entre los zapatos cristianos.
Estos son bizantinos, pero nos sirven para hacernos una idea.

 

Una página de la enciclopedia de Diderot donde se lee Cordonier y se ilustran algunos ejemplos del calzado medieval.


Y una página de la evolución del calzado en Rusia que también nos ayuda bastante a comprender como se elaboraban.


Espero que os ayude este post, el próximo sobre más complementos para que nuestro traje sea auténticamente medieval del s. XIII, nos vemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...