sábado, 10 de mayo de 2014

El traje medieval femenino en el S. XIV

El traje en la edad media continua evolucionando, no en la medida en que lo hace en la edad moderna a partir del S. XVI, ni tampoco en la medida en que cambian las modas ahora, y aunque en cada región lo haga de una manera y a un ritmo, hablaremos de ello de una manera generalizada para toda Europa.

Hay prendas que subsisten durante algunos siglos, como el pellote español que en el resto de Europa se conoce por surcote,  o la camisa, que es una prenda que se va transformando pero que nunca se abandona. Pero hablaremos de la que si sufre una transformación y que podemos utilizar por su comodidad y sencillez en los mercados medievales y recreaciones históricas de plena edad media, la saya.

La saya se va entallando cada vez más al cuerpo, en principio este entalle se hace sobre el cuerpo de la persona y el patrón va incorporando más piezas, o mejor, se va dividiendo en más piezas para conseguir que el entalle sea más armonioso. Al entallarse más, se hace imprescindible un sistema de cierre y adquiere protagonismo la abotonadura, conviviendo con el cordel.

Otro detalle importante y muy bonito son las mangas, se siguen abriendo a la altura del codo o la sisa,   y aportan al traje otra dimensión, alargando la figura.

También podemos ir incorporando telas más ricas con arabescos o damascos, sobre todo en las mangas y en caso de hacernos un pellote o surcote, podemos hacerlo enteramente de ellas.

El escote se va bajando hacia los hombros, sobre todo en Francia, y una característica española es dividir el traje en dos telas, el lado derecho de una tela y el izquierdo hacerlo de otra.

Os muestro ejemplos de todo lo que os  he comentado, en el siguiente post hablaremos de la evolución en el traje masculino.























No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...