viernes, 25 de septiembre de 2015

Diferencias entre una recreación, un traje de inspiración, un disfraz y una fantasía medievales.


En este post voy a intentar explicar la diferencia entre hacer un traje medieval para una recreación, hacer un disfraz, hacer un traje para el vestuario de cine, teatro, etc., una fantasía, o un traje de inspiración medieval.

En primer lugar elegir el "personaje" y en base a esto, y después de empaparnos de imágenes reales de manuscritos, frescos, esculturas, etc. deberíamos:

Buscar las telas adecuadas que sean o se asemejen a las utilizadas en la época, es decir, tejidos naturales cien por cien puesto que no existían las fibras sintéticas.
Debemos atender al colorido de la época, puesto que algunos tintes no eran de uso común o no dejaban la ropa como los tintes que utilizamos ahora, es decir, había tintes de teñían muy bien los paños y otros no, averiguarlo y si no estamos seguros, volvamos a las imágenes.
Debemos, y esto es ESENCIAL, elaborar las prendas con patronaje de la época, y esto no es complicado porque se han sacado de prendas auténticas patrones que podemos encontrar en la red, en este blog por ejemplo.
Y por último, deberíamos coserlos igual. En esto soy un poco más permisiva puesto que utilizar la maquina de coser y hacer los detalles a mano también da un resultado excelente.

Con esto tendríamos un traje con el que este personaje se podría haber teletransportado a la la época que queremos recrear sin llamar demasiado la atención, es decir, tenemos una recreación.



 Vía kostym.cz



Al diseñar vestuario para cine, teatro, televisión, danza... se debe introducir al espectador en la época en la que se desarrolle la historia, esto es lo más importante.

Se puede optar por ser riguroso y hacer una recreación, de la que ya hemos hablado. Pero también hay que contar con la comodidad y facilidad de movimientos del intérprete, como por ejemplo para la danza.
Entre estos dos extremos hay una extensa variedad de posibilidades, dependiendo del buen gusto del director, si es el responsable último, o si es el productor. O si la estrella de la película es el productor, como en el caso de Kevin Costner en Robin Hood y se empeña en llevar pantalones y no saya, con el consiguiente, a mi entender, desastroso resultado.
También hay que contar con si se pretende dar espectacularidad y hacerlo cercano al espectador incorporando "modas" de cada época, por ejemplo, en los años treinta la figura es lánguida, en los cuarenta predominan las hombreras, en los cincuenta se remarca el pecho y la cintura, esto se deja notar muchas (demasiadas para mi gusto) veces.

Olivia de Havilland in Robin Hood, 1938 by Milo Anderson costumes

Katherine DeMille, "The Crusades," Paramount, 1935, Designed by Travis Banton


Sofía Loren el El Cid, 1961. Vestuario de Veniero Colasanti y John Moore
Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores 1975, vestuario de Hazel Pething


El león en invierno 1968, vestuario de Margaret Fuse

Series: Los pilares de la tierra y Un mundo sin fin por Mario Davignon ¿?


De este ya hemos hablado, es de 1991 y el responsable del vestuario es John Bloomfield


 Enlazando con esto llegaríamos a la fantasía, esto es un vestuario que no tiene que hacer referencia a una época concreta, puesto que es inventada (El señor de los anillos, Juego de tronos), pero que está inspirado en diferentes épocas.
Así nos podemos encontrar prendas o detalles que nos recuerdan a la edad media mezclados con prendas o detalles de otros siglos.
Fijarse en películas de este tipo es peligroso, pues si no sabemos muy bien qué es de cada época nos puede llevar a reproducir algo erróneo y que nuestra indumentaria sea un poco... Kevin Costner.







Con esto llegamos al disfraz, en el disfraz entra en juego la fantasía y la espectacularidad al mismo tiempo que el deseo de parecernos al personaje en cuestión.
Aquí no necesariamente debemos buscar las telas de época, solo que lo parezcan. Así que está permitido todo. Disfrazarse es divertido y tampoco hay que dar mucha importancia ni ser muy rigurosos, solo ser conscientes de que nos estamos disfrazando.
Ahora hay muchos empresas de disfraces que ven un filón en las ferias medievales que se celebran por todo el país. Estas empresas, debido a la falta de documentación, supongo, han colado un traje que ellos denominan de "mesonera medieval" y que en realidad se trata de un traje de imitación costumbrista que podría servir para disfrazarse de mesonera desde el XVI al XIX, pero no tiene ningún elemento identificable como medieval.


Otro modelo muy "vendido" es uno que mezcla detalles de diferentes siglos de la edad media y se suele fabricar en terciopelo sintético y que muy bien sirve para disfrazarse puesto que nos recuerda a cierta imagen que tenemos de aquella época pero, no es un traje medieval.


Y aquí ya entramos en las "inspiraciones medievales", sobre todo se dan para trajes de novia y, como ocurre con todo, unas están más logradas que otras, hay verdaderas joyas pero, no nos olvidemos que solo son trajes con inspiración medieval, no trajes medievales.



Y de las inspiración medieval en la moda ya os hablé en este otro post. 

Espero no haberos aburrido demasiado, nos vemos.



4 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...